Su margen subió un 3% en 2014 y un 9% solo en diciembre
Las petroleras elevan su margen a pesar de la caída de precios

Las petroleras elevan su margen a pesar de la caída de precios

El margen bruto promedio de los carburantes registraron un incremento de hasta el 9% en diciembre con respecto a noviembre, en un mes marcado por las bajadas de precios, según indica en una nota la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que acaba de publicar su informe mensual de seguimiento del mercado minorista.

En concreto, el margen bruto de la gasolina experimentó un incremento del 5% con respecto al mes anteriores, hasta los 18 céntimos por litro, mientras que en el caso del gasóleo el incremento fue del 9% y alcanzó los 18,6 céntimos. El valor promedio mensual del gasóleo A supone el mayor de todo el año 2015.

La CNMC calcula el margen bruto como la diferencia entre el precio final y la suma de los impuestos y el coste de la materia prima, de modo que en este componente también figuran, aparte del beneficio del operador, partidas como el coste logístico, la distribución o el mantenimiento de la estación de servicio.

En diciembre de 2015, el Precio de Venta al Público (PVP) promedio de la gasolina se redujo un 2%, hasta 1,15 euros de media por litro, y registró el segundo precio mensual más bajo del año, mientras que el gasóleo se abarató un 6%, hasta un euro por litro, su nivel más bajo del año.

Sin embargo, en diciembre el precio de la cotización internacional de referencia de la gasolina descendió un 8,5%, mientras que en el caso del gasóleo el descenso fue del 20,8%, o de 7,17 céntimos de euro por litro.

El precio antes de impuestos de la gasolina 95 disminuyó un 4% en diciembre, o 2,02 céntimos de euro por litro, mientras que el del gasóleo A se redujo un 11%, o en 5,66 céntimos de euro por litro.

Las estaciones de servicio integradas en la red de distribución de BP marcaron los precios promedio más altos en ambos carburantes. Les siguieron las de Cepsa para gasolina 95 y las de Repsol para gasóleo A.

La CNMC indica que los precios promedio de los tres operadores con capacidad de refino en España fueron superiores a los de otros operadores con redes destacadas como Galp Energía o Disa Península.

Las estaciones de servicio independientes establecieron los PVP más bajos. En diciembre de 2015 las diferencias con los precios de las estaciones de servicio integradas en redes de operadores disminuyeron hasta los 3,3 céntimos por litro y 3,5 céntimos por litro en gasolina 95 y gasóleo A, respectivamente.

El PVP medio establecido en los hipermercados fue, para ambos carburantes, inferior al correspondiente al precio medio en las estaciones independientes. Las diferencias, tanto en gasolina 95 como en gasóleo A, aumentaron hasta los 2,8 céntimos de euro por litro y los 3,2 céntimos de euro por litro, respectivamente.

  • LOS MÁRGENES SUBEN EN 2015 CUANDO BAJA EL PRECIO

En el conjunto de 2015, el precio de los carburantes fue inferior al de 2014. En concreto, el PVP promedio anual de la gasolina 95 se situó en 1,237 euros por litro, un 11% menos que en 2014 y el del gasóleo A en 1,123 euros por litro, un 14,4% menos que el correspondiente al promedio de 2014.

Durante el primer semestre de 2015, la evolución del PVP de los carburantes fue ascendente, debido sobre todo a la inestabilidad en Oriente Medio, si bien esta tendencia alcista se vio aminorada por el cesante optimismo acerca de la economía china y el incremento notable de los inventarios de crudo en los Estados Unidos, señala la CNMC.

Los márgenes brutos de distribución promedio de todo el año 2015 fueron superiores en aproximadamente un 3% a los registrados en el ejercicio anterior. Se situaron en 17 céntimos de euros por litro para ambos carburantes.

Los márgenes brutos promedio mensual más elevados se registraron en los meses de agosto, diciembre y septiembre para la gasolina 95 y en los meses de diciembre, julio y agosto para el gasóleo A. Estos periodos de márgenes más elevados coincidieron con aquellos de mayor caída en las cotizaciones internacionales.

En concreto, estos promedios mensuales máximos fueron en agosto de 19,2 céntimos de euros por litro para la gasolina 95 y de 18,6 céntimos en diciembre para el gasóleo A.

  • LAS MÁS BARATAS

Las estaciones de servicio independientes establecieron a lo largo del año 2015 los precios de venta al público más bajos para ambos carburantes, indica la CNMC en su informe.

Respecto a las estaciones de servicio integradas en las redes de distribución de los tres operadores con refinería en territorio español, que son Repsol, Cepsa y BP, en la mayoría de los meses se fijaron los precios mensuales más altos en gasolina 95 y los más bajos en gasóleo A.

Las gasolineras de Repsol se caracterizaron por lo contrario, al corresponderles mayoritariamente los precios más bajos en gasolina 95, sobre todo a partir de agosto, y los más altos en gasóleo A, mientras que las de Cepsa mostraron, por lo general, mayor proximidad en precio medio al de las instalaciones de Repsol que al de las de BP.

  • MÁS CARO ANTES DE IMPUESTOS

La CNMC indica además que en el ejercicio 2015 España fue el cuarto país de la UE con el precio antes de impuestos más caro de la gasolina y el decimosexto para el gasóleo A.

La carga impositiva sobre los carburantes continúa siendo inferior a la de otros países de la UE, circunstancia que explica que los precios de venta al público fueran comparativamente más bajos en 2015, indica el regulador.

Por el contrario, los precios antes de impuestos se posicionaron durante todo el 2015 por encima de las medias europeas. Los mayores distanciamientos con respecto a la zona euro, en torno a 6 céntimos de euro el litro, se registraron en febrero en ambos carburantes.

  • MÁS DEMANDA

Por otro lado, la demanda de carburantes de automoción en el período comprendido entre enero y noviembre se situó ligeramente por encima de los registrados en el mismo periodo de 2014, dado que se situaron en 23,7 millones de toneladas frente a los 22,9 millones de toneladas de un año antes.

La evolución observada a lo largo del año 2015 podría ser indicativa de una continuidad en la recuperación del consumo, dado que, en la totalidad de los meses del año, la demanda fue superior a la registrada en los mismos meses de 2014, señala la CNMC.