Las asociaciones piden más control a las encomiendas de gestión
La ministra de Fomento, Ana Pastor, con el presidente de Ineco, Jesús Silva, detrás.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, con el presidente de Ineco, Jesús Silva, detrás.

La ingeniería privada lleva ante la CE su pelea con Ineco y Tragsa

El sector llevaba meses presentando quejas formales ante el Gobierno y la CNMC

Las empresas de ingeniería se han sentido ninguneadas durante buena parte de la legislatura; incluso maltratadas. “Han sido cuatro años perdidos para el sector”, reitera el presidente de Tecniberia, Juan Lema, cuando se le pide un balance de la actuación del Ministerio de Fomento. En la lista de agravios figuran la práctica supresión de la revisión de precios en los contratos de servicios; la adjudicación prácticamente a subasta, o el uso reiterado de la encomienda de gestión para repartir trabajo a las ingenierías públicas Ineco y Tragsa. Todo ello, mezclado en la coctelera de los recortes de inversión, ha hecho que el sector entre en ebullición ante el cambio de Gobierno, con denuncias ante Bruselas incluidas.

“En un escenario en el que los Boletines Oficiales del Estado apenas contienen concursos públicos de ingeniería y consultoría, estamos en la obligación de defender los intereses del sector privado y de pedir que se detenga, antes de que sea irreversible, esta praxis innecesaria [por las encomiendas de gestión] que destruye un sector estratégico para la economía española”, escribieron hace un año las asociaciones regionales de la ingeniería en una carta enviada a las ministras de Fomento y de Medio Ambiente.

Firmaban la protesta los presidentes o directores generales de la andaluza Asica, la aragonesa Asincar, la castellanoleonesa Acalinco, la asociación catalana Asinca, la gallega Ageinco, la madrileña Asicma, la vasca Avic y la valenciana Tecnimed.

Estos colectivos, en representación de 300 empresas privadas, acudieron a finales de abril a la dirección de Competencia de la CNMC con idéntica demanda: una investigación sobre los contratos que llegan sin concurso, por causas de emergencia, a Ineco y Tragsa, así como la paralización de esta práctica común en Fomento y Medio Ambiente. El argumento, el “menoscabo que producen al mercado privado y lo que entendemos supone una práctica de competencia desleal”, citaba en una solicitud la Asociación de Ingenieros Consultores de Andalucía, Asica.

El sector confía en que el nuevo régimen jurídico del sector público controle la contratación

La respuesta de la CNMC no ha llegado hasta el 29 de octubre y esta asociación de ingenierías decidió elevar la reclamación ante la Comisión Europea, donde está pendiente de tramitación.

Queda en tela de juicio el Gobierno y vuelve a hacerse patente la casi ancestral pelea entre empresas privadas y públicas por la ingeniería en España.

Claro respaldo

La labor y capacidad tanto de Ineco como de Tragsa están fuera de toda duda en el sector, pero los rivales privados aseguran tener, como mínimo, el mismo nivel. Del equipo de Ana Pastor apenas ha salido durante los últimos cuatro años la concesión de que Ineco se dedicará cada vez más al negocio exterior. De hecho, se nombró presidente de la ingeniería pública a Jesús Silva, anterior embajador de España en Panamá. Pero este argumento tampoco alivia a las privadas por cuanto la carrera internacional de Ineco “obliga a Fomento a encomendarle más trabajos al objeto de mantener un mínimo de referencias en el merado nacional”.

En la última reunión de Tecniberia con Fomento, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, se hizo acompañar la semana pasada por Silva previendo que el argumentario de los ingenieros iría contra Ineco.

En medio de este conflicto, las empresas que compiten por el estrecho mercado de la ingeniería ven una posible solución en la Ley 40/2015 de 1 de octubre sobre régimen jurídico del sector público. El texto señala a las ingenierías públicas en el artículo 86, haciendo necesaria una memoria con la concurrencia de los requisitos que merecen una encomienda de gestión en cada trabajo confiado a empresas como Ineco o Tragsa. Las explicaciones, en cada caso, deberán ser refrendadas por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), órgano de control interno de la gestión económica del sector público.

Euroconsult renueva en el metro de Londres

La ingeniería privada lleva ante la CE su pelea con Ineco y Tragsa

La ingeniería española Euroconsult se ha adjudicado por quinto año consecutivo el contrato para la auscultación de 22 kilómetros de túneles en varias líneas del metro de Londres. La empresa que preside Leonardo Benatov trabajará desde este mismo mes de diciembre en las líneas Central, Ditrict y Hammersmith&City.

Euroconsult va a escanear el revestimiento de los túneles de alta velocidad, utilizando su tecnología Tunnelings, y seguirá la evolución de los desperfectos encontrados en las cuatro campañas anteriores. El trabajo solo durará seis noches y el presupuesto es de 80.000 libras (unos 113.000 euros).

El reto de esta ingeniería es no entorpecer el tráfico, especialmente cuando el metro de Londres afronta el objetivo de prestar servicio las 24 horas a partir del año 2020.

El tren de mantenimiento utilizado por Euroconsult sustituye la práctica habitual de examinación por parte de técnicos, que comprueban a pie y con linternas si existen grietas en los túneles. El vehículo incorpora seis cámaras láser que realizan un mapa tridimensional de los túneles en busca de desperfectos mientras rueda a 30 kilómetros por hora.

La firma española ha presentado ya oferta para trabajar en 2016 en las líneas Bakerloo, Victoria y Circle.

Normas
Entra en EL PAÍS