Creen que se deberían invertir 1.500 millones en proyectos
De izquierda a derecha, Luis Andrés Ferreiro, Andrés Ayala, Juan A. Santamera, Igancio Marinas, Juan Luis Gordo, Antonio Papell y José Javier Díez Roncero.
De izquierda a derecha, Luis Andrés Ferreiro, Andrés Ayala, Juan A. Santamera, Igancio Marinas, Juan Luis Gordo, Antonio Papell y José Javier Díez Roncero.

Los ingenieros piden un pacto de inversión en obra pública

El Colegio de Ingenieros de Caminos considera conveniente dedicar una inversión mínima, del orden de 1.500 mide euros al año, en estudios, proyectos y asistencia a las Administraciones para el control y vigilancia de obras, así como en labores de ingeniería previas a la construcción de las obras.

Esta cifra debería situarse en torno al 6% del coste de las obras, es decir, el doble de lo que se invierte actualmente, según señala en un comunicado, en el que considera imprescindible un gran pacto nacional sobre la inversión en obra pública en el que participen todos los agentes para diseñar un plan de infraestructuras a 10 años.

Asimismo, defiende la creación de un órgano independiente del Gobierno que dependa directamente del Parlamento y que esté compuesto por expertos, ingenieros, economistas, sociólogos y técnicos que detecte las necesidades socioeconómicas de las inversiones, haga una valoración técnica de su rentabilidad y se encargue de su planificación, así como de su seguimiento.

También reclama una planificación de la inversión pública a 10 años más concreta, perfilada y consensuada que el actual Pitvi que se base en criterios técnicos objetivos y contraste la asignación de los recursos a fin de eliminar la arbitrariedad.

Además, el Colegio considera necesario plantear un consenso entre las diferentes fuerzas políticas existentes y al inicio de cada legislatura exponer la proyección de la planificación y justificar el orden de prioridad en la elección de las inversiones pendientes.

En el caso de la contratación, cree que la parte económica debería tener un peso máximo del 20% como en otros países y defiende además una tasa por uso de las infraestructuras, una mayor seguridad jurídica y hacer frente a la falta de mantenimiento de las infraestructuras.

En este sentido, señala que el coste anual de la conservación y mantenimiento del patrimonio de infraestructuras en España está valorado en alrededor de 3.500 millones (el 2% del valor patrimonial) y subrayan que hay un déficit de inversión por este concepto, que asciende a 5.000 millones.

El Colegio es partidario de que se complete la red de AVE, se aprovechen las oportunidades en el negocio de agua y energético y se acometan cambios profundos en la formación de los ingenieros.

Las propuestas de los ingenieros de Caminos han sido presentadas este martes a cuatro representantes de otros tantos partidos: Andrés Ayala, del PP; Juan Luis Gordo del  PSOE; Luis Andrés Ferreiro, de Ciudadanos; e Ignacio Marinas, de Podemos.

Normas
Entra en EL PAÍS