Los móviles de Apple convivirán con rivales potentes
Un hombre con un iPhone 6s y 6s Plus.
Un hombre con un iPhone 6s y 6s Plus. REUTERS

El nuevo iPhone 6s desde hoy disponible en España

Apple pone hoy viernes a la venta en España los nuevos modelos de sus teléfonos inteligentes, el iPhone 6s y el iPhone 6s Plus, unos terminales de los que se vendieron más de 13 millones de unidades el primer fin de semana en países como EE UU, China, Alemania, Francia o Reino Unido. Además de España, ambos smartphones se estrenarán en 39 países más, entre ellos México.

Los nuevos dispositivos tienen ciertamente una apariencia externa muy similar a sus predecesores, pero traen novedades que les convierte en los iPhones más potentes de la historia de la compañía. Los dos modelos mantienen las 4,7 y 5,5 pulgadas de sus predecesores, pero incluyen pantallas Retina HD hechas del vidrio “más resistente que ha habido en un smartphone”, según defiende Apple. Igualmente están fabricados con aluminio serie 7000, la misma aleación que se usa en la industria aeroespacial. Con este nuevo material la firma quiere alejar el fantasma de un posible nuevo problema de doblado del iPhone de la anterior generación.

La compañía de la manzana, que ha incluido en estos terminales un nuevo procesador, el A9, un 70% más rápido que su predecesor y un 90% más potente en capacidad gráfica, también ha mejorado las cámaras de los nuevos teléfonos: la frontal es de 5 megapíxeles y la trasera, de 12 megapíxeles. Pero no solo eso, los nuevos iPhones permiten hacer fotos panorámicas de hasta 63 megas y hacer zoom sobre ellas con un detalle increíble. Además, los terminales graban vídeo en 4K y dejan hacer ampliaciones sobre los mismos sin perder calidad.

Una de las novedades más curiosas del iPhone 6s y iPhone 6s Plus es su tecnología Live Photos, que deja que las fotografías tomen vida, pero sin llegar a ser vídeos. Simplemente presionando sobre la instantánea, esta se activa reflejando los instantes previos y posteriores a la toma de la foto. Además, esas fotos-vídeo recogen sonido.

Pero quizás la gran aportación de los nuevos iPhones llega de la mano de la tecnología 3D touch, que permite a la pantalla detectar distintos niveles de presión, lo que facilita diferentes modos de interacción con los móviles. Ello permite desplegar diferentes funciones de software según la presión que el usuario ejerza con el dedo en la pantalla. Por ahora, las aplicaciones que le sacan más partido son las de la propia Apple, pero la compañía explica que cualquier desarrollador podrá utilizarla en sus aplicaciones.

Diferentes modos de interacción

Esta tecnología permite crear una serie de ventanas de acceso directo a contenidos sin tener que abrir una aplicación de forma tradicional. Por ejemplo, si se está consultando la bandeja del correo electrónico, el usuario puede presionar levemente sobre uno de ellos para una rápida lectura, y si le interesa y quiere entrar en él basta con presionar más fuerte. El 3D Touch también permite ver páginas web sin tener que abrirlas, y sin salir de la aplicación en la que estemos. Y en el juego FreeBlade, donde ya está integrada, el usuario puede cambiar de arma según la presión, disparar o hacer zoom para apuntar.

Apple empieza a vender los nuevos móviles a las 8 de la mañana en sus tiendas en España. Además, de los clásicos colores dorado, plateado y gris espacial, los iPhone 6s y 6s Plus están en oro rosa. Los precios serán de 749, 859 y 969 euros para los iPhone 6s (de 16, 64 y 128 gigas, respectivamente) y de 859, 969 y 1.079 euros para los 6s Plus. Pese a lo abultados que son se espera que se formen colas en las tiendas de Apple, como ya es habitual.

Apple ha comercializado más de 700 millones de iPhones, su equipo estrella, desde que se lanzó en 2007. Con todo, la llegada de los terminales a España pillará esta vez más preparada a su competencia. Los nuevos iPhones tendrán que verse las caras en la recta final del año con otras alternativas potentes, como el Samsung Galaxy S6 Edge+, el Sony Xperia Z5, el Huawei Mate S o los últimos Nexus anunciados por Google fabricados por LGy Huawei. Todos smartphones Android. O los recién presentados Lumia 950 y 950 XL con Windows 10.

Normas
Entra en EL PAÍS