Nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida

Nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida

Aunque se crean nuevas empresas, nueve de cada diez fracasan antes de los tres años de vida. No plantear bien el negocio, o copiar otros modelos sin adaptarlo a la realidad son las principales razones de la falta de éxito. Startupxplore ha elaborado una lista de consejos para evitar que las startups fracasen.

Las startups que se crean no superan los tres años de vida. En concreto, tan solo una de cada diez empresas sigue funcionando pasados tres años, según datos aportados por Spain Startup. Aunque se crean nuevas empresas, todo inicio conlleva una serie de riesgos, y en esta etapa inicial, la probabilidad de fracaso es mayor.

La mayoría de las startups que se crean (nueve de cada diez) no superan los tres primeros años. Esto se debe a diversos factores, como la competencia, la falta de financiación, las dificultades para diferenciarse, etc. pero también es importante destacar que muchas de estas startups imitan modelos de negocio con éxito, pero sin adaptarlos a la realidad de su público objetivo, lo que les lleva a fracasar.

Según Startupxplore, comunidad online que se dedica a conectar startups e inversores, asegura que el comercio electrónico, el gaming, viajes y turismo son los sectores que más fracasan a la hora de iniciar un proyecto empresarial. Además, insisten en que adaptar un negocio a la realidad es vital para la supervivencia de la empresa, ya “es clave comprender en profundidad a sus clientes que probablemente no son iguales o no tienen los mismos problemas que los del modelo en el que se inspiran”, tal y como subrayan desde la compañía.

Ocho consejos para que una startups no fracase

Startupxplore ha realizado un listado con una serie de pautas y consejos para que las startups tengan en cuenta y eviten fracasar:

  1. Analizar el mercado: identificar las necesidades de los clientes y ofrecer soluciones con un valor diferencial.
  2. Rodéate de un buen equipo: el equipo responsable del proyecto es imprescindible para que la iniciativa funcione. Profesionales con experiencia, con habilidad y conocimiento del mercado en el que se va a operar.
  3. No gastes más de lo que tienes: cada inversión que se realice, por pequeña que sea, debe tener sentido y hacerse con cabeza.
  4. Ten en cuenta a la competencia sin obsesionarte: tener en cuenta las fortalezas y debilidades de la competencia es bueno, pero sin desviar la atención de nuestro negocio y nuestros objetivos.
  5. Habla con tus clientes: el diálogo fluido evita muchos malentendidos y problemas.
  6. Haz que te conozcan: muchas veces el negocio fracasa porque no se ha dado a conocer. Una estrategia de marketing y comunicación potente es vital para una startup.
  7. Rodéate de buenos consejeros: habla con inversores, fundadores de empresas exitosas, etc. de lso que se puede aprender mucho y haz caso de sus consejos.
  8. Da un paso adelante: estate en constante alerta para adelantarte a las circunstancias y poner remedio o buscar alternativas antes de nada.
Normas
Entra en EL PAÍS