Comunicado tras la reunión con el primer ministro

Los líderes griegos apoyan a Tsipras en la negociación con Bruselas

Euclid Tsakalotos jura el cargo como nuevo ministro de Finanzas tras la dimisión de Varufakis

El FMI anuncia que está dispuesta a actuar en cuanto Grecia lo pida

El BCE mantiene el el techo de créditos de emergencia para los bancos, aunque endurece el acceso

Los líderes políticos griegos, con excepción de comunistas y neonazis, dan un mandato al primer ministro griego, Alexis Tsipras, para negociar en Bruselas y lograr un acuerdo, han informado el presidente de los Griegos Independientes y socio de Gobierno, Panos Kamenos. “Todos los líderes políticos hemos dado un mandato al primer ministro para ir mañana a negociar a Bruselas. El acuerdo es una vía de sentido único”, ha dicho Kamenos tras la reunión de líderes que se prolongó durante siete horas.

Tsipras salió de la reunión, celebrada en el palacio presidencial, sin hacer declaraciones y se dirigió directamente a la sede de Gobierno, situada en un edificio contiguo. Kamenos señaló que “ahora está en manos de Europa darse cuenta de que se trata de una propuesta de todos los partidos” y anunció la publicación de un comunicado conjunto, cuyo contenido se conoció más tarde.

"El Gobierno ha asumido la responsabilidad de continuar las conversaciones, y cada dirigente político contribuirá a ello en el marco de su papel institucional”, se puede leer en el documento conjunto, dado a conocer por el Ejecutivo de Tsipras. Todas las formaciones han subrayado la necesidad de buscar un acuerdo con los acreedores europeos y el FMI que garantice una financiación adecuada, reformas creíbles, un plan de crecimiento y el compromiso de iniciar las discusiones sobre la sostenibilidad de la masiva deuda de Grecia. Su prioridad inmediata es conseguir que los bancos abran de nuevo, han afirmado. Todo el arco parlamentario heleno ha firmado el comunicado, excepto los ultraderechistas de Amanecer Dorado, que no fueron invitados a la reunión, y los comunistas del KKE que se retiraron de la misma.

Tras la reunión de los líderes griegos con el primer ministro, el presidente del centrista To Potami, Stavros Theodorakis, señaló que la nota contiene una “referencia a la reestructuración de la deuda” y aseguró que se pide al Banco Central Europeo aceptar el “esfuerzo” de Grecia para que se retomen las negociaciones, ya que “es necesario tener en cuenta las necesidades del sistema bancario”.

Un BCE que ha decidido mantener la liquidez de emergencia  a la banca griega en 89.000 millones de euros después de recibir una propuesta del Banco Central griego. El consejo del BCE ha asegurado que vigila la situación de los mercados financieros y las posibles implicaciones de la política monetaria, pero ha rechazado elevar la línea de liquidez (ELA), algo que habría sido visto como una decisión política. La decisión tiene como contrapartida el alza de alrededor de un 10%  en algunas garantías a los bancos griegos, señalaron fuentes financieras helenas que dijeron que la medida no tendría ningún problema en banco alguno.

En estas mismas horas se ha decidido quién será el sucesor de Yanis Varufakis al frente del Ministerio de Finanzas griego. La presidencia de la República informó que se trata de Euclid Tsakalotos. El hasta ahora viceministro de Finanzas llevaba las riendas de la negociación en Bruselas desde abril pasado cuando el primer ministro, Alexis Tsipras, retiró a Varufakis de la primera línea de fuego como consecuencia de las fuertes críticas que cosechó entre sus socios europeos.

Tras la contundente victoria del 'no' en el referéndum griego, el cabeza visible de las negociaciones con la UE, el FMI y el BCE, Varufakis anunció en su blog que dimitía de su cargo. Interrogado a la salida de su casa en Atenas sobre si Tsakalotos será el nuevo ministro de Finanzas, el ya exministro contestó: "Eso espero. Os veré mañana con el señor Tsakalotos", añadió.

Varufakis argumentó su decisión de dimitir por "la preferencia" de "algunos miembros del Eurogrupo" por su "ausencia" y facilitar así las conversaciones sobre la deuda griega. "Minister NO more", tituló el hasta ahora ministro la entrada del blog en la que anuncia su dimisión. Varufakis  considera la decisión como el "alto precio" a pagar asociado al resultado del referéndum, que ha considerado de "histórico".

"Poco después del anuncio de los resultados del referéndum, fui consciente de cierta preferencia por parte de algunos participantes del Eurogrupo, y  socios variados por mi... 'ausencia' en las reuniones; una idea de que el primer ministro consideró potencialmente útil para llegar a un acuerdo. Por esta razón dejo hoy mismo el Ministerio de Finanzas", explicó.

Tras su dimisión, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, ha afirmado que su decisión supone un alivio para el diálogo con Atenas, aunque precisó que no por ello las negociaciones serán más fáciles. “No depende de quién negocia sino de sobre qué se negocia”, puntualizó.  “El gobierno ha visto fortalecido su respaldo en casa, pero a nivel europeo probablemente no”, señaló Schulz, que añadió que ahora Atenas  “deberá presentar ahora propuestas que sean convincentes para el resto”.

Euclid Tsakalotos ha sido, hasta ahora, jefe del equipo negociador. Varufakis seguirá siendo miembro de este equipo, según Stavros Karagounis, asesor de Tsipras. "Considero mi deber ayudar a Alexis Tsipras explotar, como él considere, el legado que el pueblo griego nos ha otorgado con el referéndum de ayer", ha añadido Varufakis.

“Es esencial que el gran capital concedido a nuestro Gobierno por el espléndido 'no' sea invertido inmediatamente en un a una resolución adecuada, a un acuerdo que contemple la reestructuración de la deuda, menos austeridad, redistribución a favor de los necesitados y reformas reales”, ha apuntado el ya ex ministro.

“En la izquierda sabemos cómo actuar de forma colectiva sin importar los privilegios del cargo. Apoyaré totalmente al primer ministro Tsipras, al nuevo ministro de Finanzas y a nuestro Gobierno”, ha recalcado Varufakis. Eso sí, ha lanzado un último dardo: "Portaré el odio de los acreedores con orgullo”, ha agregado.

Normas
Entra en EL PAÍS