Obligará a la banca a colaborar en la creación del índice
Europa endurece el control sobre el euríbor
EFE

Europa endurece el control sobre el euríbor

La comisión de Economía del Parlamento Europeo aprobó hoy un proyecto de Reglamento que, por primera vez, someterá a control la elaboración de los principales índices de referencia en los mercados bursátiles.

El texto del Parlamento endurece el borrador aprobado por los ministros de Economía de la UE, según el europarlamentario socialista Jonás Fernández. El principal cambio, según Fernández, es que “se amplía la definición de los índices considerados críticos, es decir, los que estarán sometidos a una vigilancia más estrecha”.

La nueva definición permitirá incluir en esa categoría no solo el euríbor o el líbor, utilizados para calcular los tipos de interés que pagan millones de clientes por sus préstamos hipotecarios, sino también los de los mercados energéticos (gas y petróleo) y de materias primas, que habían quedado excluidos.

El Reglamento obligará a las empresas o plataformas que elaboran esos índices a registrarse, solicitar autorización y someterse a auditorías externas periódicas.

La nueva norma, cuya tramitación se espera concluir antes del verano, intenta recuperar la credibilidad de esos índices, muy dañada tras la manipulación descubierta a uno y otro lado del Atlántico.

A finales de 2013, la Comisión Europea impuso multas por un valor total de más de 1.000 millones de euros a Barclays, Deutsche Bank, Royal Bank of Scotland y Société Genéralé por manipular el euríbor, un fraude que podría haber perjudicado a millones de clientes en toda Europa.

Desde entonces, por miedo a verse salpicadas por el escándalo, numerosas entidades han abandonado el panel que, a través de la Federación Bancaria Europea, calcula el índice de referencia del crédito en euros. “De los 30 bancos que participan ya solo quedan la mitad”, señala Fernández. Y el eurodiputado español asegura que el Banco Central Europeo está alarmado por una estampida que merma la validez del principal índice de referencia en Europa.

El proyecto de Reglamento aprobado permitirá en el futuro frenar esa estampida. En caso de que alguna entidad decida retirarse, deberá comunicarlo y las autoridades podrán obligarla a seguir participando hasta que se encuentre un relevo.

El Reglamento también aboga por utilizar datos reales en el cálculo de los índices, aunque permitirá utilizar estimaciones y modelos de cálculo basados en hipótesis. El euríbor actual se hace solo en función de operaciones ficticias.

Normas
Entra en EL PAÍS