Las tecnológicas firman cartas de respaldo
Foto de archivo de una tienda de Microsoft.
Foto de archivo de una tienda de Microsoft. EFE

Microsoft recaba apoyos en su batalla en favor de la privacidad

Apple, Amazon y Cisco dan su apoyo a Microsoft ante el Gobierno de EE. UU.

Microsoft ha visto cómo las empresas tecnológicas, tradicionalmente rivales, han dado su apoyo a su campaña en contra de que el Gobierno estadounidense pueda acceder a corres electrónicos almacenados en un servidor en Dublín (Irlanda).

Entre las compañías que han firmado escritos de apoyo para la empresa fundada por Bill Gates se encuentran gigantes como Amazon, Apple, Cisco Hewlett-Packard, Verizon y la Cámara de Comercio de EE.UU.

A esas empresas se sumaron también varias organizaciones empresariales y más de una treintena de profesores universitarios.

Los partidarios de Microsoft sostienen que la entrega de la información que requiere el Gobierno estadounidense establecería un desafortunado precedente internacional.

“La ley no permite que el Gobierno de EEUU utilice una orden de registro para obtener datos de clientes almacenados en el extranjero”, dijo el vicepresidente de Verizon, Randal Milch en un comunicado en el blog de la compañía.

Milch añadió que eso daría argumentos a los Gobiernos extranjeros para obtener información almacenada en EE.UU., lo que a su vez pondría en peligro la privacidad de los ciudadanos estadounidenses.

El Gobierno estadounidense solicitó a Microsoft el acceso a correos electrónicos almacenados en un servidor en Irlanda en el marco de una investigación sobre narcotráfico.

La empresa tecnológica se ha opuesto a la solicitud al indicar que implica la incautación de documentos internacionales.

“Todo el mundo quiere que sus derechos estén protegidos por la ley de su propio país”, dijo hoy el principal abogado de Microsoft, Brad Smith, durante un evento en Nueva York.

“Intenten decirle a los estadounidenses (...) que la ley estadounidense dejará de proteger sus derechos y que en su lugar lo harán las leyes chinas o brasileñas”, añadió Smith.

La batalla legal de Microsoft con el Gobierno dura ya varios meses. La empresa ha perdido el pulso en varios tribunales inferiores y recurrió la semana pasada ante una corte de apelaciones, ante la que argumentó que EE.UU. no permitiría que otros gobiernos accediesen a documentos almacenados en servidores estadounidenses.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos sostiene que si se impone la interpretación de Microsoft, los proveedores de email podrían trasladar el contenido de un lado a otro alrededor del mundo para evitar a los agentes de la ley.