Sería necesario cambiar el plan de negocio de la filial
Luis Gallego y Fernando Candela, presidentes de Iberia e Iberia Express, respectivamente.
Luis Gallego y Fernando Candela, presidentes de Iberia e Iberia Express, respectivamente.

Iberia baraja desarrollar su ‘low cost’ para cubrir el ‘puente aéreo’

Cuando Iberia cerró 2012 perdiendo un millón de euros diario, dos terceras partes de la sangría se debía a los servicios de corto y medio radio. La aerolínea no era competitiva frente a rivales de bajo coste y al AVE, y en alguna de las rutas importantes sigue sin conseguirlo. La más preocupante es el puente aéreo, donde se reconocen números rojos.

Tal y como ha trascendido en distintas declaraciones de la aerolínea, se busca solución para implementarla en la primera mitad de 2015 y una de las opciones más claras es la de poner a Iberia Express al frente de ese servicio entre Madrid y Barcelona. Una orden que no figura en la hoja de ruta de la low cost que pilota Fernando Candela, pero que podría ser encajada en el plan de negocio que busca fortalecer el peso de Express en Barajas, donde hoy es la tercera aerolínea.

La filial de Iberia tiene 17 aviones A320 y posibilidad de alcanzar los 25 hasta finales de 2017 en virtud de los acuerdos laborales firmados por Iberia y sus pilotos. A partir de 2017, Express podría crecer hasta un 15% de los asientos por kilómetro operados (AKO) por la matriz, con lo que Iberia se comprometió con el Sepla a que la joven low cost solo se desarrollaría si lo hacía la propia Iberia. El equipo directivo que lidera Luis Gallego estudia la posibilidad de que los nuevos aviones por llegar a la flota de Express se dediquen a atender el citado puente aéreo. La clave, en todo caso, es no sacrificar el rendimiento de su empresa de bajo coste a cambio de mayor producción.

Iberia tiene en el AVE su gran competidor entra Madrid y Barcelona. El tren copa ya más el 60% de cuota en el corredor, pero la aerolínea del holding IAG se niega a abandonarla. Una segunda opción en análisis es un acuerdo de negocio con Vueling, por el que la catalana podría asumir el puente aéreo, tal y como funciona el pacto entre la misma Iberia y British para la ruta Madrid-Londres.

La tercera baza la constituye la franquicia Air Nostrum, pero la aerolínea valenciana parece no haber recibido indicación alguna al respecto.

 

Alianza con TAM para Brasil y Europa

Iberia y la brasileña TAM, del grupo LATAM Airlines, van a ofrecer vuelos en código compartido en Brasil y Europa. En virtud del acuerdo, los clientes de la aerolínea española, que tiene en Brasil un mercado estratégico, podrán continuar sus viajes desde Río de Janeiro y Sao Paulo hacia diez ciudades brasileñas: Brasilia, Manaus, Belo Horizonte, Natal, Curitiba, Porto Alegre, Recife, Florianópolis, Salvador y Fortaleza.

Los pasajeros de TAM enlazarán sus vuelos hasta Madrid con los de Iberia a Barcelona, Tenerife, Bilbao, Asturias, Roma, Zurich, Ginebra, Dusseldorf y Venecia. Los clientes tendrán el trayecto en un solo billete, comprando en los canales de Iberia o de TAM. Ambas son vecinas en las terminales de Sao Paulo y Madrid, lo que facilita conexiones.