La filial española invertirá en Mozambique
Un grupo de operarios trabajan en la vía ferroviaria de Mozambique.
Un grupo de operarios trabajan en la vía ferroviaria de Mozambique.

Siemens apuesta por África con tres proyectos de infraestructuras

La multinacional lleva su tecnología a Nigeria, Zambia y Mozambique

Siemens ha visto en África una posibilidad de futuro. Por ello, ha emprendido tres proyectos en economías dinámicas del continente. Uno de ellos, en Mozambique, pretende mejorar las infraestructuras ferroviarias del país para facilitar el transporte de mercancías.

Este plan está capitaneado por la filial de Siemens en España. El objetivo es posibilitar la conexión entre las minas de cobre de Moatize y el puerto de Nacala, separadas por 900 kilómetros, 300 de ellos en Malawi.

“Es un proyecto muy importante”, defiende Luis Candeias, responsable de los trabajos de Siemens en Mozambique. El plan comprende distintas acciones en la mejora de la vía férrea. En primer lugar, incluye un sistema de control del tráfico y de monitorización integral del tren. También está prevista la implantación de un sistema de telecomunicaciones para la transmisión de información tren-vía. Además, Siemens desarrollará el Centro de Control de Tráfico en Nacala.

Candeias explica que la complejidad del trabajo se ha basado sobre todo en la infraestructura. “Hay cuestiones que en Europa damos por sentadas y que allí se convierten en problemas desde el principio”, comenta sobre la necesidad de ofrecer, por ejemplo, agua potable a los trabajadores. Además, la presencia de enfermedades como la malaria, así como la existencia de serpientes venenosas, hacen que la logística sea distinta. “Hay que adaptarse a cada país”.

El responsable del proyecto argumenta que “Mozambique es una zona rica” y que esta mejora de la red ferroviaria le ayudará a aprovechar más sus recursos mineros. Cree que, además, servirá para mejorar la unión con Malawi, país aislado al que es difícil llegar. Cuando acabe, dentro de año y medio, Siemens espera poder quedarse con el mantenimiento durante “mucho tiempo” y que sirva de “germen” para nuevos trabajos en red ferroviaria en el continente. La vista está puesta en Angola para un futuro cercano.

Reto energético en Nigeria

El de Mozambique llega acompañado de otros dos proyectos para la multinacional. En Nigeria, una de las economías más dinámicas del continente, se centran en mejorar la producción energética. Siemens pretende contribuir al desarrollo con la construcción de centrales. Una de ellas es la de Gregu II, que forma parte del complejo No Wahala, situada en el estado de Kogi. En los primeros meses de funcionamiento ha multiplicado por ocho la capacidad en la zona.

La compañía alemana se ha centrado en instalar las turbinas de gas y el equipamiento necesario para garantizar “un suministro fiable”, como explica en un comunicado. Siemens prevé mejorar la rentabilidad y disponibilidad del servicio, ofreciendo un retorno de la inversión más rápido.

El tercer proyecto es el de Zambia, donde la alemana ha implantado tecnología para facilitar la obtención de cobre. Este producto supone el 90% de las exportaciones del país. Su sistema, conocido como Drive Systems, está centrado en los vehículos de extracción ,aumentando la velocidad un 80% gracias a aprovechar las líneas eléctricas instaladas. Además de ahorrar energía, mejora el ahorro de energía y aumenta la productividad.