Las pymes podrán negociar una devolución parcial hasta el 31 de diciembre
La presidenta de Sareb, Belén Romana.
La presidenta de Sareb, Belén Romana.

Sareb ofrece una salida a las pequeñas promotoras con un plan de quitas a medida

El banco malo no cobraría el 100% de la deuda pero sí más de lo que pagó por ella.

En paralelo a los road show por Nueva York y los habituales contactos con inversores internacionales, la agenda de los responsables de Sareb lleva días incluyendo destinos como Valencia, Zaragoza o Sevilla e interlocutores con un perfil muy diferente: las pequeñas promotoras inmobiliarias cuyos préstamos pasaron a manos del banco malo.

La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria les están presentando el Plan Oportunidad 2013, un programa destinado a facilitar que las pymes salden su deuda que contempla, fundamentalmente, la posibilidad de establecer importantes quitas sobre el volumen pendiente de devolución. Una fórmula con la que, dadas las particularidades de Sareb, ambas partes saldrían ganando.

La clave está en los fuertes descuentos bajo los que la sociedad adquirió a la banca nacionalizada o asistida sus carteras inmobiliarias. En concreto, la sociedad adquirió los créditos a promotor con una rebaja media del 46% (32% para préstamos sobre vivienda terminada, del 40% para el de promociones en curso, del 55% para el de solares y del 67% cuando se trata de créditos sin garantía real).

Lo que Sareb ofrece ahora a las pymes de las que es acreedora es que le propongan un plan de cancelación de sus créditos por un volumen que, aunque no alcance el 100% de la deuda, supere el precio pagado.

Aunque Sareb solo recibió los préstamos de más de 250.000 euros, en el ejemplo hipotético de una empresa que debiera 100.000 euros a una entidad nacionalizada, Sareb habría comprado su deuda por 54.000 euros, por lo que ahora podría proponer la devolución de 55.000 euros –una quita del 45% sobre su deuda original– y aún arrojaría un beneficio de 1.000 euros para el banco malo.

No obstante, la sociedad valorará caso por caso y será quien decida qué porcentaje del total de deuda está dispuesta a aceptar para dar por cancelada la posición. “Solo se aprobarán operaciones con resultado positivo para Sareb”, informan desde la sociedad. Otra condición es que la devolución pactada se haga en un único pago.

Los posibles beneficiarios de esta medida no son pocos, ni lo es el volumen de activos que podría dar por saldado Sareb. El 78% de la carga tóxica que recibió de la banca, 39.420 de los 50.449 millones de euros traspasados, son préstamos (sólo 11.357 millones son inmuebles). Se trata de 90.500 activos, entre préstamos y créditos, de los que el 95% del total, que no del volumen en euros, corresponden a pymes frente al 5% apuntado a grandes empresas.

El Plan Oportunidad, que ha sido presentado ya en Valencia, Zaragoza, Sevilla, Barcelona o Madrid, ha sido lanzado en colaboración con la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), y otras formaciones locales, que venían reclamando un canal directo de negociación entre sus representados y Sareb.

Hasta la fecha, los promotores venían tratando con las entidades cedentes, Bankia, Novagalicia, Catalunya Banc y Banco de Valencia (ahora en CaixaBank) del lado de las nacionalizadas, y BMN, Liberbank, Caja3 y Ceiss por el de las asistidas. Entidades que pese a seguir gestionando estas carteras no tenían capacidad real de decisión lo que ha venido bloqueando la situación de algunos promotores, revelan desde APCE.

Aunque el plan sea una auténtica oportunidad para evitar la quiebra de algunas de estas pymes, la jugada también supone una vía para Sareb a la hora de rentabilizar su carga. Aunque la venta de créditos es un mercado mucho más dinámico que el de vivienda, los fondos compradores plantean descuentos muy agresivos por la adquisición de grandes paquetes y, en algunos casos, las pequeñas promotoras estarán dispuestas a superar sus ofertas si con eso logran saldar su deuda beneficiándose a la vez de una importante quita. Tienen hasta el 31 de diciembre para presentar sus ofertas.

Requisitos: pago único y tasación de la garantía

“No sé si la iniciativa salvará a alguna empresa. Dependerá de la situación de cada una y de si Sareb acepta sus propuestas”, asume José Manuel Galindo, presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), quien, no obstante, valora como un gran logro el hecho de que se haya “abierto un canal de comunicación entre los promotores y Sareb” y asevera que el Plan Oportunidad 2013 ha tenido muy buena acogida entre las compañías a las que representa su asociación. El mecanismo establecido por el banco malo es el siguiente: las empresas cuyos créditos han pasado a manos de Sareb tienen hasta el 31 de diciembre para hacer una oferta a la sociedad con la cuantía que consideran suficiente, únicamente en dinero y en un único pago, para dar por saldado el préstamo. Será el banco malo quien estudie la propuesta y la acepte o la rechace. Los interesados deberán enviar a la dirección web planoportunidad2013@sareb.es sus datos personales y los de su compañía, una copia escaneada del contrato de préstamo y de las novaciones realizadas y los impresos de solicitud de “cancelación de operaciones” que pueden encontrarse en www.Sareb.es. En el caso de que el préstamo cuente con una garantía hipotecaria, la empresa deberá adjuntar también una tasación del colateral realizada por una de las tasadoras admitidas por el Banco de España con una antigüedad inferior a seis meses. Este punto, la valoración actual de la garantía y las posibilidades de comercializarla será la clave para que el deudor haga la propuesta y Sareb la valore. Acepte o no, eso sí, el solicitante asumirá “todos los gastos y costas judiciales y extrajudiciales” asociados a su petición.

Normas
Entra en EL PAÍS