Cospedal niega rotundamente que los papeles publicados se correspondan con la contabilidad del PP