Las previsiones para el actual trimestre decepcionan al mercado
Stand de Intel en la última edición de la feria CES de Las Vegas.
Stand de Intel en la última edición de la feria CES de Las Vegas.

Intel gana un 15% menos en 2012 golpeado por una caída de la demanda de PC

Intel cerró 2012 con una caída del 15% en su beneficio, un retroceso que atribuyó en parte al fuerte descenso en la demanda mundial de ordenadores personales (PCs) en un contexto de migración hacia las tabletas y teléfonos inteligentes. El mayor fabricante de procesadores del mundo anunció datos para el trimestre en curso que decepcionaron al mercado.

Las acciones de Intel se desplomaron ayer después de que el fabricante de microprocesadores anunciase que deberá incrementar sus inversiones de capital hasta 13.000 millones de dólares, aproximadamente 3.000 millones más de los esperados por los analistas. Al menos 2.000 millones de este dinero se destinará a expandir una planta dedicada a la investigación.

Con todo, el gran problema de la multinacional sigue siendo su escasa presencia en el creciente (y de forma exponencial) mercado de los dispositivos móviles. Por eso, su consejero delegado, Paul Otellini -que espera abandonar Intel la próxima primavera- ha destacado hoy que el año pasado se hicieron "tremendos progresos" con la entrada en el pujante mercado de las tabletas y teléfonos inteligentes.

En los últimos meses, la empresa de Santa Clara viene repitiendo cada vez que puede que seguirá fortaleciéndose en el sector de los ultrabooks (ordenadores portátiles de pequeño formato) y de la telefonía móvil, así como en una gama de tabletas que se espera que llegue pronto al mercado.

Pero para eso queda tiempo. Y los ingresos en el cuarto trimestre alcanzaron los 13.500 millones de dólares (10.085 millones de euros), comparado con los 13.900 millones del año anterior. La cifra está en línea con lo esperado por los analistas.