La City

Un SOS sindical al arzobispo

Los 228 trabajadores de Roca en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), encerrados en la catedral de Sevilla en protesta por el cierre de la fábrica, han anunciado que endurecerán sus medidas y pedirán la mediación del arzobispo de Sevilla y de la Junta después de que la empresa no haya "movido un ápice" su posición en el conflicto. Los trabajadores se encuentran encerrados en la catedral de Sevilla desde Nochevieja y varias decenas de ellos acudieron el viernes a una rueda de prensa en la que el comité de empresa estuvo respaldado por los responsables sectoriales provinciales de UGT y CC OO, quienes han anunciado que van a reclamar la mediación de la Junta de Andalucía, del arzobispo de Sevilla y del Ministerio de Trabajo para tratar de solucionar el conflicto.