Gallardón: "Gobernar, a veces, es repartir dolor"