El Eurogrupo aprueba los 37.000 millones para la banca española