Ante la próxima subida del IVA

Hacienda: "Hay que distinguir entre productos culturales y de entretenimiento"

El Ministerio de Hacienda ha explicado a Efe que "hay que distinguir entre productos culturales y de entretenimiento" ante la próxima subida del IVA el 1 de septiembre, que afectará en distinta medida a los sectores de la cultura.

El Gobierno "ha reclasificado el IVA de ciertos productos de entretenimiento como las entradas de los espectáculos (cine, teatro y otros) que pasan al tipo general del 21%. El tipo general del IVA se aplica también en otros países del entorno como Francia, Reino Unido y Portugal".

Además, este "aumento no es tan grande si se compara con los precios actuales", según fuentes de Hacienda, que citan varios ejemplos: una entrada de cine pasaría de 7 a 7,8 euros, de media y en caso de que el empresario repercuta todo el incremento; una entrada de teatro pasaría de 25 a 27,8 euros y un musical, de 60 a 66 euros.

Mientras, se mantiene el "reducido" (que pasa del 8% al 10%) "en gran parte de productos culturales" como la entrada a museos, archivos, bibliotecas, centros de documentación, galerías de arte y pinacotecas, según las citadas fuentes.

Además, "el Impuesto sobre Sociedades sigue recogiendo una serie de incentivos por inversiones en bienes de interés cultural y edición de libros", como es el caso del cine, en el que existen dos incentivos fiscales que han supuesto ayudas por más de 100 millones de euros al año.

En el caso de la Educación, el Gobierno ha dejado "prácticamente invariable su fiscalidad", puesto que se mantiene el tipo "superrreducido del 4% en los libros de texto", frente a países como Alemania o Francia donde se gravan con el 7%, señalan estas fuentes.

"El aumento del IVA debe entenderse en el complicado escenario presupuestario en el que vivimos. El Gobierno ha intentado en todo momento repartir las cargas de este aumento de la imposición entre todos los sectores de la actividad económica", subraya Hacienda.

Por último, este departamento insiste en que el Gobierno es "consciente en todo momento de la necesidad de cuidar la cultura y que ésta no debe considerarse nunca como un lujo", motivo porque el apunta a otros ámbitos de actuación, no solo fiscales, como la mejora de la seguridad de la oferta cultural en internet y el impulso a nuevos negocios en la red.

Por último, Hacienda recuerda que está pendiente la reforma de la ley de mecenazgo, con el objetivo de ir reduciendo las subvenciones para ir a una política de incentivos.