Tras la operación de cadera
El príncipe, a su llegada el sábado al Hospital San José, donde el Rey se recupera de la intervención quirúrgica a la que fue sometido en la cadera derecha
El príncipe, a su llegada el sábado al Hospital San José, donde el Rey se recupera de la intervención quirúrgica a la que fue sometido en la cadera derecha

El Rey evoluciona muy bien y camina con total autonomía, ayudado de muletas

El Rey ha pasado su primera noche tras ser operado de la cadera como consecuencia de un accidente durante un viaje de caza a Botsuana.

El rey presenta una evolución "plenamente satisfactoria" en el Hospital USP San José, flexiona la pierna 90 grados "con facilidad y sin dolor" y camina "con total autonomía, ayudándose de dos muletas", según un parte médico leído por el director gerente del centro médico, Javier de Joz.

Don Juan Carlos, que se fracturó la cadera derecha por una caída en Botsuana, país al que acudió en viaje privado, permanecerá ingresado en el hospital tres o cuatro días más y, de acuerdo con el pronóstico hecho ayer por el doctor Ángel Villamor, que dirigió la operación, volverá a ejercer tareas de despacho en unos diez días y realizar todo tipo de actividad física en uno o dos meses.

El jefe del Estado se recupera en una habitación de este centro médico de la intervención quirúrgica a la que fue sometido en la madrugada de ayer, en la que se reconstruyeron los tres fragmentos fracturados de la cadera derecha y se le implantó una prótesis de sustitución que ha resuelto los problemas de artrosis que padecía el rey en esta articulación.