Imán para las multinacionales

Las Tablas, el barrio al que se mudan las multinacionales

BBVA construye su nueva sede en el mismo distrito donde se encuentran las de Telefónica, FCC o Dragados.

Yo he cazado aquí liebres y perdices", dice Alberto Navarro, de 63 años, señalando a un mar de edificios residenciales de varias plantas y sedes empresariales. Alberto es uno de los últimos vecinos de lo que antiguamente se conocía como barrio de Valdebebas. Hoy el barrio de Valdebebas, que debe su nombre al arroyo que recorre, a duras penas, las profundidades del norte de Madrid, es el nuevo barrio de Las Tablas, con más habitantes que muchas ciudades españolas y que en el último lustro se está convirtiendo en polo de atracción para numerosas multinacionales.

"En verano los críos jugaban por aquí hasta la medianoche; todo era campo, salías y se veía la sierra de Madrid", recuerda Asunción, que también nació en el barrio de Valdebebas. "Ahora hay que tener mucho cuidado con los coches", dice. De aquellos antiguos vecinos, llegaron a ser unos 300, quedan menos de una docena. Una pequeña calle, con seis modestas casas de una planta, es el último vestigio de aquel barrio de Madrid que parecía un pueblo. Todo ha cambiado. A menos de 100 metros de la casa de Alberto y Asunción, en frente de un macrocentro de El Corte Inglés, BBVA construye su ciudad financiera. Al fondo se divisa la sede de Telefónica.

El banco español anunció en 2007 el proyecto de edificación de una sede representativa en Las Tablas. Tras unos años de parón en la zona (los primeros traslados de empleados estaban previstos para 2011), BBVA ha reactivado las obras recientemente. Decenas de excavadoras, camiones y nueve grandes grúas inician la faena antes de las siete de la mañana.

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó en septiembre de 2009 un plan especial para impulsar el complejo financiero del banco presidido por Francisco González. El ayuntamiento, gobernado entonces por Alberto Ruiz-Gallardón, reordenaba un ámbito de 96.787 metros cuadrados "dentro de la estrategia de renovación de la puerta norte de Madrid, que conectará con la futura ciudad financiera cuando se desarrolle la prolongación de la Castellana". Según se encargó de comunicar el Ayuntamiento de Madrid, el complejo de BBVA tendrá "una alfombra de edificios que no superarán las tres plantas, separados por patios vegetales que desembocan en una plaza donde se levantará la gran torre singular de 22 plantas en la que trabajarán unos 6.500 empleados". En la actualidad, las obras más avanzadas son aparentemente las de los edificios de tres plantas. El banco no ha querido ampliar esta información.

"La nueva sede de BBVA consolidará definitivamente la zona", afirma María Navarro, responsable del desarrollo en Las Tablas de Metrovacesa. La inmobiliaria tiene dos centros empresariales en el nuevo barrio de Madrid (en uno de ellos está situada su sede). Uno de los parques de Metrovacesa, de 27.000 metros cuadrados, está ocupado al 100%. El otro parque, de 37.000 metros cuadrados, tiene una tasa de ocupación del 62%.

Dragados ha terminado recientemente la edificación de su nueva sede en Las Tablas. Al lado, FCC da los últimos retoques a la que será su nueva sede en Madrid. Los casi 14.000 metros cuadrados de superficie del edificio del grupo controlado por Esther Koplowitz albergará a unos 1.450 trabajadores.

Hace un par de semanas la automovilística Peugeot anunciaba el traslado a un nuevo edificio en Las Tablas. Varias compañías del sector están presentes en el mismo barrio, o muy cerca, en la avenida de Burgos. Entre otras, Renault, Hyundai o Porsche.

Barrio residencial y empresarial

El desarrollo urbanístico del barrio de Las Tablas está logrando conjugar a la perfección la presencia de edificios corporativos y la de inmuebles residenciales. Durante el día se mezclan en sus amplias avenidas el trasiego de trabajadores con chaqueta y corbata y el de empleadas del hogar paseando carritos con bebés. "Tenemos una muy buena valoración de la zona", dice Íñigo Enrich, director nacional de la consultora inmobiliaria CB Richard Ellis. "Las multinacionales están apostando por trasladarse ahí, prácticamente es una extensión de la Castellana y los precios son muy competitivos", añade.

"Los edificios residenciales son todos de nueva construcción, muchos tienen piscinas, parques infantiles, espacios diáfanos", comenta Ángel Serrano, director general de la consultora Aguirre Newman.

"Hay buena comunicación a través del transporte público con el centro de Madrid y las empresas presentes en la zona han puesto lanzaderas y construido modernos edificios con todos los servicios, guarderías incluidas", señala Serrano.