EDITORIAL

Indra amplía el cielo de Alemania

Es como un sueño. Tecnología española para Alemania y para toda Europa que, además, sorprende en las más altas esferas del poder. Lo resumió bien Angela Merkel cuando sentenció en la feria CeBit, en Hannover: "El cielo alemán es español". No era una licencia literaria. Se refería al sistema de gestión del tráfico desarrollado por la tecnológica Indra que se aplica en el país más avanzado de Europa. Dos años después, Alemania ha ampliado la capacidad de su espacio aéreo un 11% gracias a las posibilidades que ofrece el sistema de control Vaforit, de la multinacional española. Se trata de una nueva modalidad de control de la circulación de aviones en ruta que, mediante trayectorias en cuatro dimensiones y rutas libres, deja obsoleto al sistema de aerovías fijas y de fichas que hoy usa el sector en prácticamente todo el mundo.

La nueva plataforma de control, implantada por Indra en la localidad de Karlsruhe, es un cambio de paradigma en el procesamiento de los datos de vuelo y para los mismos controladores, que aporta más precisión al planificar los vuelos, más eficacia y más puntualidad. La experiencia previa de Indra con Eurocontrol, el organismo que coordina los servicios de navegación aérea en el continente, y el éxito obtenido en Alemania son un faro a seguir por las empresas y los empresarios españoles. Que nadie dude que el futuro está en la innovación.