Duro golpe a los intentos de recobrar la actividad

Pyrenair cancela el traslado de esquiadores al Pirineo

La aerolínea aragonesa Pyrenair ha descartado definitivamente operar este invierno en el aeropuerto de Huesca para trasladar esquiadores a las estaciones del Pirineo.

Esta decisión supone un duro golpe para los intentos de recobrar la actividad de las instalaciones, cuya principal carga de trabajo se centraba, precisamente, en el traslado de aficionados a los deportes de nieve. De hecho, este año el aeropuerto de Huesca ha recibido un total de 2.731 pasajeros, concentrados principalmente en los meses de enero y febrero, mientras en agosto no viajó ninguno.

El Gobierno de Aragón y AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea tienes previsto constituir, la próxima semana, un grupo de trabajo para buscar una salida al aeropuerto oscense, que podría transformarse en un centro de formación u optar por el cierre.