Dice que solo habrá cambios en los vuelos si la demora es "crítica"
Pasajeros buscan su vuelo en los paneles de la Terminal 2 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
Pasajeros buscan su vuelo en los paneles de la Terminal 2 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Eurocontrol se reconoce incapaz de solucionar los retrasos en Barajas

Eurocontrol, la autoridad aeronáutica de UE, ha remitido en julio una circular en la que pide a las aerolíneas que no soliciten reprogramaciones de sus vuelos "por los grandes retrasos en Madrid", a no ser que "las demoras sean críticas". Explica que se ha reducido la plantilla de control por la noche. Aena justifica las restricciones nocturnas en Barajas por exigencias medioambientales.

Distintas aerolíneas que operan en el aeropuerto de Madrid-Barajas y sobre el espacio aéreo que controla el centro de navegación en ruta de Torrejón de Ardoz, cerca de la capital, han recibido durante este mes de julio una circular firmada por el departamento de la red de operaciones de Eurocontrol y que va encabezada con el título "grandes retrasos en Madrid".

En el texto se pide a "todos los operadores que sufren grandes retrasos en Madrid" que "no hagan llamadas ni envíen mensajes" solicitando reprogramaciones a causa de estas demoras, a no ser "que el retraso sea muy crítico". Eurocontrol explica que "por las noches la plantilla en Madrid ha sido reducida desde el primero de julio" y solo se abren "tres sectores en ruta". La nota incide en que los retrasos en dos puntos concretos de la ruta "llegan a 80 minutos".

Un portavoz de Aena preguntado por las causas que justifican esta circular, aseguró que por la noche el tráfico en Madrid y en su zona aérea "baja de manera drástica y además existen importantes limitaciones medioambientales para operar".

Fuentes vinculadas a las compañías aéreas afectadas explicaron que los bajos índices de puntualidad que sufre el aeropuerto de Madrid desde comienzo de año provocan que las compañías que tienen su centro de conexión en Madrid-Barajas vayan acumulando retrasos "que solo pueden recuperarse en los horarios de noche".

Informe

Eurocontrol viene advirtiendo en distintos informes desde comienzo de año de la situación excepcional de retrasos que acumula la red española. En su análisis correspondiente al mes de mayo el aeropuerto de Barajas aparece como el que sufre mayores demoras en Europa, con 51,7 horas (3.102 minutos). La entidad no tiene dudas sobre las causas del mal funcionamiento al señalar que las demoras se producen por cuestiones relacionadas con la gestión del control del tráfico aéreo y las inclemencias meteorológicas. En la clasificación de aeródromos europeos impuntuales aparece también Tenerife Norte, con 3,4 horas de retrasos (204 minutos) y Madrid-Torrejón, con 196 minutos (3,2 horas).

Aena aplicó el día 1 de julio un cambio de horario para los controladores de los centros de navegación en ruta de Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Gran Canaria y Valencia , en un intento de atajar la epidemia de retrasos. Con la reforma el primer turno de control entra a trabajar a las 6.45 horas y el último concluye a las 23.30. Por la noche baja la plantilla y se abren solo tres sectores.

Para Aena la medida permite conseguir que la máxima capacidad de control se alcance en las horas punta del día, mientras que se reduce la presencia de profesionales en las horas valle. Además, racionaliza el gasto de las horas aéreas de cada controlador.

Una epidemia

Demoras: las compañías estiman que en Barajas pueden acumularse cada día entre 1.500 y 2.000 minutos de retraso.

Coste: Eurocontrol estima que cada retraso de un minuto en vuelo supone un incremento de costes que oscila entre 71 y 84 euros.

Medida: los retrasos en los vuelos se contabilizan desde el momento en el que han pasado 15 minutos de la hora señalada para el inicio de la operación.

La impuntualidad arranca con el conflicto de los controladores

Los datos de puntualidad en los aeropuertos españoles publicados a final de 2010 por Eurocontrol reflejaban la dura situación vivida durante el pasado ejercicio cuando el Ministerio de Fomento se enfrentó a la reconversión salarial y laboral del colectivo de controladores. Entre los meses de junio, julio y agosto el aeropuerto de Palma de Mallorca fue el más impuntual de Europa con un retraso medio de 24,47 minutos. En el segundo puesto de esta deshonrosa clasificación se situó el aeródromo londinense de Gatwick. El tercer puesto le correspondió a Madrid-Barajas.

El retraso promedio en las operaciones fue de 24,45 minutos y el empeoramiento de su puntualidad en relación al verano de 2009 es de un 86%. En los lugares siguientes se situaron los aeródromos de Niza y París-Orly. En el quinto y sexto puestos vuelven dos aeropuertos españoles: los de Málaga y Barcelona.

Los implicados y afectados dan explicaciones contrapuestas

Desde febrero la puntualidad de Iberia no ha conseguido remontar el 65% de los vuelos que parten a la hora fijada. Al club de los retrasos se ha sumado el último mes Air Europa y su puntualidad está por debajo de la media de Madrid-Barajas. Las razones de esta situación insostenible en un aeródromo en cuya renovación se han invertido 6.500 millones son opuestas según quien las emita.

Iberia y Air Europa se suman a la tesis de Eurocontrol y afirman que faltan controladores. Fuentes extraoficiales de Aena apuntan al enfrentamiento entre Iberia y sus pilotos y dicen que hay más demoras en la T-4 que en el resto del aeropuerto. Los controladores mantienen que el espacio aéreo para el acceso a Madrid-Barajas está mal diseñado por Aena, mientras que los pilotos señalan que Iberia elabora programaciones que exceden la capacidad de su flota y de sus plantillas actuales.