El ajuste fiscal modera el avance interanual

La deuda del Estado aumentó un 14% en 2010 y supera el medio billón de euros

La deuda del Estado en circulación cerró 2010 con un volumen de 526.144 millones de euros, el 14% más que un año antes, según los datos de la Memoria de Deuda Pública anunciados hoy por el Banco de España. Este aumento es considerablemente menor del experimentado en 2009, cuando este indicador creció el 34%.

Según explicó en rueda de prensa el jefe de la división de instrumentación monetaria del Banco de España, Javier Maycas, las cifras de 2010 obedecen al descenso en las necesidades de endeudamiento del Estado, fruto de las medidas de consolidación fiscal puestas en marcha por el Gobierno.

Por lo que respecta a la emisión neta de deuda, se redujo hasta 64.147 millones de euros, frente a los 116.881 de 2009.

Al contrario que un año antes, indicó Maycas, la emisión neta fue al cierre del ejercicio un 18 % inferior al previsto, y se concentró sobre todo en la captación de fondos mediante bonos y obligaciones, por un importe de 26.737 y 33.831 millones de euros, respectivamente.

Por el contrario, en Letras del Tesoro se emitieron sólo 3.579 millones de euros, algo que ha contribuido a alargar la vida media del saldo de deuda hasta 6,3 años, frente a los 6,2 años de 2009.

En el mercado primario, la actividad del Tesoro se redujo el 7%, con 207.959 millones de euros frente a los 222.774 millones de 2009, debido a la menor necesidad de captación de fondos en términos netos, ya que el volumen de amortizaciones creció el 36%.

En 2010 el Tesoro llevó a cabo 76 subastas, de las que destaca el elevado ratio de cobertura -proporción entre demanda e importe adjudicado-, que fue de 2,9 veces, superior a las 2,2 veces del año anterior.

Las emisiones en el mercado secundario cayeron el 0,1%, un descenso muy inferior al 7% que bajó el ejercicio anterior, a causa de la distinta evolución seguida por sus dos ámbitos de negociación, con terceros y entre titulares.

La primera disminuyó el 9,2%, hasta alcanzar 10,1 billones de euros, y la segunda subió el 13,7%,hasta 8,4 billones.

Otro de los hechos destacados del ejercicio 2010 fue, según Javier Maycas, el aumento de la presencia de los inversores no residentes, que con el 53,4% del total se convirtieron en el primer grupo inversor con 70.200 millones de euros más que un año antes.

También los inversores institucionales aumentaron su presencia en el mercado español, ya que con 18.400 millones de euros más se situaron como segundo grupo inversor y el 17,2% del total.

Las entidades financieras disminuyeron su presencia hasta el tercer puesto y el 12,3% del saldo vivo, en tanto que las administraciones públicas se quedaron con el 11,9%. La participación de particulares -familias y empresas- cayó hasta el 5,2% en 2010 desde el 6,2% de un año antes.

Por lo que respecta a la prima de riesgo de España, que se mide con el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, Maycas explicó que la crisis de deuda soberana vivida en Europa el pasado año lo situó a finales de diciembre en 247 puntos básicos, frente a los 67 de media de 2009.