Pistas

Relato de la fuga más numerosa de la historia

El 22 de mayo de 1938, 795 prisioneros republicanos escaparon del Fuerte de San Cristóbal en lo que supone la mayor fuga de presos de la historia en Europa.

Estos hechos, poco conocidos, son el eje de la novela La fuga (Ediciones B), de la ensayista Carmen Domingo, que la propia autora presentó durante un paseo por el mismo escenario de los acontecimientos.

San Cristóbal, a poco más de 15 kilómetros de Pamplona, es hoy un edificio abandonado que, pese a depender de la autoridad militar, no ha sido empleado desde hace 25 años. Sin embargo, hasta 1946 fue una prisión de alta seguridad.

"Los fugados lo hicieron no tanto impulsados por la ideología como por el hambre, ya que las condiciones eran muy duras", explicaba Domingo. De hecho, los responsables de la prisión fueron procesados por revender al estraperlo los alimentos de los presos.

De los 795 prisioneros, apenas tres consiguieron llegar a territorio francés, a 50 kilómetros, 200 cayeron abatidos por los perseguidores y el resto fueron capturados.

La autora, que pidió que el emplazamiento se dedique a un monumento a la memoria histórica, ha empleado nombres auténticos de los fugados aunque les ha atribuido anécdotas e historias noveladas para dinamizar la narración.