Malas perspectivas laborales
A los ingenieros españoles no les salen las cuentas
A los ingenieros españoles no les salen las cuentas

A los ingenieros españoles no les salen las cuentas

Hay 14.000 estudiantes y casi ninguna oferta de empleo.

Las perspectivas laborales de los ingenieros en España han dado un vuelco desde que comenzó la crisis. Antes de 2008 las ofertas de empleo poblaban los tablones de anuncios de las universidades y las empresas se rifaban a los mejores estudiantes. "Hoy tenemos a 14.000 estudiantes de ingeniería superior en las escuelas españolas y en Infojobs no hay prácticamente ni una oferta para trabajar en España". Estas son palabras pronunciadas ayer por el presidente de Tecniberia, que agrupa a más de 300 empresas de ingeniería, José Luis González Vallvé.

El descenso drástico de las licitaciones de los ministerios con mayores recursos -Fomento y Medio Ambiente- y de los encargos privados han dejado un panorama poco prometedor para la profesión. "Solo hay ofertas para salir a trabajar al extranjero o infraempleos en España, es decir, de becario", añadió González Vallvé. Las empresas asociadas a Tecniberia han visto descender su facturación un 16,95% en 2010, hasta 5.502 millones.

"La ingeniería tradicional está languideciendo", según González Vallvé, que dio algunas pistas sobre dónde puede haber trabajo. En su opinión, hay margen para colocarse en proyectos relacionados con el incremento de la seguridad en las instalaciones e instó a los ingenieros a no tener reparos en acogerse a líneas de ayudas para proyectos de I+D+i. Otro sector emergente en contratación de ingeniería es el de los proyectos de cooperación al desarrollo, pues el Gobierno maneja un presupuesto anual de 3.000 millones de euros. Las Administraciones públicas licitaban anualmente contratos de ingeniería por unos 1.000 millones de euros en España, pero en 2010 esta cifra se redujo a 450 millones. "Y la Dirección General de Carreteras licitaba 200 millones al año y ha pasado a 10 millones", añadió. Tecniberia calcula que esta situación continúa dejando sin empleo a unos 1.000 ingenieros al mes.

Fuga de cerebros

Con este panorama se produce una "fuga de cerebros", después de que la formación de un ingeniero en España cuesta unos 60.000 euros. Las empresas españolas se plantean la internacionalización para esquivar el parón de los encargos en España. Por ello, ven bien que la pública Ineco vaya a tener un papel catalizador en este sentido al subcontratar a ingenierías privadas en los concursos que gane en el exterior.

La llamada de Merkel tiene efectos limitados

La llamada de la canciller alemana, Angela Merkel, para que ingenieros y otros titulados superiores se marcharan a trabajar a Alemania ante las necesidades de mano de obra cualificada del país ha tenido efectos limitados. Según Tecniberia, no se ha notado en las últimas semanas un flujo de ingenieros españoles hacia Alemania mucho mayor al que ya existía antes del llamamiento realizado por la canciller. "Lo que sí ha aumentado notablemente es la demanda de cursos de alemán", comentó Vallvé.

Este asunto de cooperación bilateral en materia laboral copó parte de la agenda de las conversaciones entre la canciller y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, en la visita de la primera a Madrid en febrero. España y Portugal cuentan con jóvenes cualificados en paro y los trámites migratorios en la UE son más sencillos.