Pymes & I+D+i
La información pública espera quien se haga cargo de ella
La información pública espera quien se haga cargo de ella

La información pública espera quien se haga cargo de ella

La reutilización de datos anima a la creación de pequeñas empresas con contenido innovador.

Bases de datos, listas, estudios, información general... materia prima con gran potencial que suena a oportunidad para aquellos emprendedores que se animen a hacer uso de ella. Nacidos del dinero público, los datos abiertos, poco a poco, se ponen al servicio de la ciudadanía gracias a las iniciativas de terceros.

Las Administraciones generan multitud de información en formatos propios que son de difícil acceso para la mayoría de los ciudadanos. Datos de diversa índole que van desde tablas estadísticas, oportunidades laborales, recursos turísticos o incidencias de tráfico, que para más inri se encuentran perdidos en las páginas web e intranet de los organismos.

Todos son fácilmente aprovechables y generan valor añadido a las empresas que les dan forma; sólo es necesaria la colaboración de las entidades públicas para liberar cada vez más información y crear más oportunidades de negocio.

Los pioneros en esta iniciativa en nuestro país han sido dos Gobiernos autonómicos: el Principado de Asturias y el País Vasco. En ambos casos el objetivo ha sido el mismo, generar riqueza y otorgar transparencia y seguridad jurídica al ciudadano. Alberto Ortiz de Zárate es el director de Atención Ciudadana del Gobierno vasco y el encargado de poner en funcionamiento Open Data Euskadi, un proyecto que vino de la mano de la nueva Administración y que, con apenas cinco meses en funcionamiento, ya ha logrado varios éxitos. El director explica que "nuestro trabajo no tendría ningún sentido sin la participación de terceros. Necesitamos empresas infomediarias.

Los proyectos de open data (como se denomina en inglés a la información reutilizable) poseen una fórmula común para organizar dichos contenidos abiertos y crear un espacio web donde esté al alcance de cualquiera, aunque, como comenta Ortiz de Zárate, "no todo el mundo puede convertir esos datos, ya que son necesarios unos conocimientos mínimos".

El director explica cómo "el proceso de liberación comienza con aquella información que resulta más interesante", y añade que los datos más difícil de publicar serán "los más antiguos".

A rebufo de la información pública surgen todo tipo de pymes e iniciativas tecnológicas que aprovechan al máximo estos recursos; algunas de ellas sin ánimo de lucro, como es el caso de Rodalia.info, una aplicación que utiliza las redes sociales y los datos aportados por Renfe para informar en tiempo real del estado de la circulación y de los itinerarios más asequibles dentro del servicio ferroviario de Cercanías de Cataluña.

Desde Open Data Euskadi aseguran que la inversión realizada para poner en marcha la iniciativa por parte del Gobierno vasco "no ha sido excesiva, apenas ha superado los 100.000 euros". Sin embargo, Valentín Arce, presidente de Asedie (Asociación Multisectorial de la Información) valora como "fuerte" el desembolso que se debe realizar para que una entidad pública realice la apertura de datos "de forma óptima".

Eso sí, todos los actores coinciden al asegurar que los beneficios están garantizados. Un estudio de la Comisión Europea -que vigila la transposición de la directiva que regula este ámbito- estima que el mercado de la información pública en la UE podría generar riqueza por valor de 27.000 millones de euros. Por ello no es de extrañar que, poco a poco, la liberación de datos comience a extenderse.

En España, desde el año 2007, todas las Administraciones locales, autonómicas y centrales están llamadas a hacer pública la información que generan. Además, el Ministerio de Industria ha impulsado el Proyecto Aporta para tal fin, pero desde Asedie instan al Gobierno a "predicar con el ejemplo".

Europa para todos y a un solo clic

Borja Ramírez y Ángel Maldonado (en la imagen) son dos jóvenes abogados que idearon en 2003 el germen de lo que hoy es Legalsolo. "En ese año las leyes sólo estaban disponibles en las editoriales jurídicas y hoy tienen total presencia en la red", recuerda Maldonado. El proyecto evolucionó al compás de internet hasta convertirlo en una gran fuente de recursos legales. "Queremos ayudar a cualquier persona con una duda legal a conectar con información compleja en lenguaje simple y descubrir profesionales con experiencia", explica. Esta pyme funciona a partir de fuentes públicas, como el Boletín Oficial del Estado (entre otras), y ofrece de manera gratuita informaciones de carácter legal, seleccionadas y comentadas. Desarrolla su propio software e integra datos oficiales y comentarios de expertos extraídos de redes sociales. Cuenta el fundador que "lo más sorprendente fue la reacción del poder judicial en contra de la apertura de sentencias", algo que ya es un hecho.

De la mano de Cesce y OR Telematique como socio tecnológico, nació hace 20 años Informa. El objetivo era, tal y como explica su consejero delegado, José María Sainz, "intentar obtener toda la información existente en el mercado sobre las empresas españolas" para, "posteriormente, acercar todos esos datos a los clientes mediante los métodos más tecnológicamente avanzados". De esta forma, su línea de productos va desde las bases de datos empresariales para marketing hasta la búsqueda de compañías gemelas.

Se nutren, principalmente, de los boletines de las comunidades autónomas, así como del Boletín Oficial del Registro Mercantil y sus clientes solicitan "acceso a los informes nacionales e internacionales", añade Valentín Arce, director general. Informa cuenta con una plantilla de 330 personas, 15 delegaciones comerciales en toda España y una facturación de 56,6 millones de euros en 2009. Por ello es la "hermana mayor".

Goolzoom.com es un servicio que integra la información geográfica y espacial disponible en la archiconocida herramienta Google Maps con la registrada en la Dirección General del Catastro y el Sistema de Identificación de Parcelas Agrícolas (SigPac) del Ministerio de Medio Ambiente -entre otras fuentes cartográficas de carácter público-. La aplicación, según su desarrollador, Jesús Barrio (en la imagen), "unifica y simplifica el acceso a la información territorial", de tal forma que ofrece diversas prestaciones al sector inmobiliario, por ejemplo, conocer si sobre la vivienda existe alguna deuda.

"Nuestra expectativa es liderar el acceso a la información territorial pública a nivel global", cuenta Barrio. Goolzoom nace de la experiencia en una pyme inmobiliaria familiar, a raíz de una serie de investigaciones para agilizar los trabajos que se realizaban. Poco después, pasó a ser una división independiente. Este año, su facturación se acercará a los 100.000 euros.

La licitación pública europea, así como toda la información relativa a la Unión, tiene en Euroalert.net un aliado. Esta empresa vallisoletana, fundada y dirigida por José Luis Marín (en la imagen), entre otros socios, aprovechó el tirón de la liberación de datos públicos hace 10 años e incorporó los contenidos más destacados relacionados con las oportunidades comerciales para empresas en los países de la UE, la actividad de las instituciones comunitarias, su políticas, los desarrollos legislativos, así como muchos otros aspectos del día a día.

Recientemente, ha lanzado para sus clientes una nueva propuesta nacida de un largo proceso de innovación tecnológica, algo que ha logrado cambiar la forma en que se entrega la información del sector público.

El director valora que "la creciente disponibilidad de información en formatos reutilizables está suponiendo una gran oportunidad de crecimiento en la compañía". Además, hace aumentar la cantidad de "productos" que ofrecen.