Internet

Google España reforzará su equipo para vender software tras el verano

La filial española de Google planea reforzar el equipo dedicado a la venta de software a empresas. La razón no es otra que la multinacional, que desafió en febrero de 2007 a Microsoft en el área de las aplicaciones lanzando una versión de pago de su paquete de soluciones online ofimáticas, sólo ha conseguido un cliente desde entonces en España de su oferta Premium.

Google Apps está preparándose para desafiar a Microsoft Office. También en España. Para después del verano, la filial del buscador tiene previsto ampliar la plantilla de su unidad de negocio Google Enterprise, que en todo el mundo tiene 600 personas, para iniciar una incursión en el mercado de los paquetes ofimáticos con su producto de pago. 'Hasta ahora no lo hemos lanzado de manera proactiva', dice Carlos Gracia, director del área de Enterprise de Google para España y Portugal.

El directivo reconoce que en España han tenido hasta ahora 'recursos limitados' para atacar este mercado localmente. Pero, asegura, que a partir de septiembre la situación va a cambiar, porque pondrán más foco en el negocio y será 'el momento de lanzar nuestras soluciones con fuerza' una vez hayan reforzado el equipo humano, del que Gracia no da detalles.

Pese a todo, la tarea no será fácil, porque si bien es cierto que Google cuenta hoy con 100.000 empresas clientes de su Google Apps, entre ellas Procter & Gamble, GE, Mondadori y L'Oréal, también lo es que sólo 1.000 lo son de su versión de pago, y sólo uno de ellos, la Diputación de Burgos, está en España. Aunque, según Gracia, 'tenemos varias peticiones del sector privado' interesadas en suscribirse al paquete ofimático de Google, que incluye e-mail, calendario, chat, procesador de texto, hoja de cálculo y, más recientemente, tras la compra de la empresa Zenter, un software de presentación tipo PowerPoint.

GOOGLE 969,54 1,53%

En su ofensiva, no estará sola. Google ha decidido atacar este mercado apoyándose en socios estratégicos. 'Será una red de partners quienes lleven a cabo los proyectos de implantación; ya tenemos tres en España (GFI, Sitesa y Quality Objects) y dos en Portugal (Halos y Safira) y el objetivo es cerrar el año con ocho ó diez y para ello estamos manteniendo conversaciones con integradores de todos los tamaños'. Con alguno, como GFI, Google ya ha celebrado seminarios en Madrid y Bilbao explicando las ventajas de sus aplicaciones.

Los pasos que está dando Google muestran que empieza a considerar el software como área estratégica. Ahora queda por ver si las empresas están dispuestas a cambiar la suite ofimática de Microsoft por la de Google. Y es que, pese a que esta última tiene un precio más atractivo (una suscripción de 50 dólares por usuario y año frente a los 225 dólares que puede costar una licencia del Office de Microsoft, según Gartner) y es más fácil de usar para trabajar en grupo, todavía hay analistas que creen que es más un complemento al producto de Microsoft que una alternativa. Salvo, como apuntan expertos como Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, que Google se alíe con Sun y unan Google Apps y OpenOffice.

Ingram Micro 'tirará' del buscador

Google Enterprise se ocupa del área de búsquedas empresariales, un segmento donde la firma ha captado más de 45 clientes en España en un año, entre ellos La Caixa, el BBVA, la Generalitat de Cataluña y el Ministerio de Justicia. En este terreno, Google, que compite con compañías como Fast, IBM, Xerox o Microsoft, y ofrece dos soluciones, GoogleMini y Google Search Appliance, cuya diferencia está en el número de documentos que soportan.

Para crecer en este negocio, Google ha buscado aliados. El último ha sido Ingram Micro, uno de los grandes mayoristas de TI del mundo. Esta compañía ayudará a Google a vender sus soluciones de búsqueda y a establecerse como un proveedor de aplicaciones corporativas. Según Google, es el primer acuerdo mundial de este tipo que han negociado. 'Arrancará en EE UU, poco a poco se extenderá al resto de países', matiza Carlos Gracia.