Movilizaciones

Unos 50.000 agricultores cortan las carreteras en protesta por el alto precio del gasóleo

Las organizaciones agrarias se han puesto hoy en pie de guerra contra el Gobierno tras fracasar la negociación sobre las ayudas para compensar la subida del gasóleo. Más de 40.000 de agricultores se han echado a las carreteras con sus tractores y han cortado 50 vías en al menos una decena de provincias, entre ellas Madrid, Álava, Sevilla, Jaén, Burgos, León, Salamanca, Segovia, Cáceres y Badajoz. Por la tarde, las carreteras están volviendo a la normalidad y sólo se mantienen los cortes en algunos puntos. La ministra Espinosa ha reiterado su oferta de diálogo y ha dicho que la respuesta está en manos del sector, aunque ha advertido que "todo tiene un límite", en una entrevista a Radio Nacional.

Los tres líderes agrarios, Pedro Barato, Miguel López y Lorenzo Ramos, por su parte, encabezaron la protesta de la Comunidad de Madrid, que recorrió 22 kilómetros de la A-3 hasta desembocar en una plaza de la capital.

Los responsables agrarios apelaron allí a la responsabilidad del Gobierno en la negociación y señalaron que el acuerdo estaba muy cerca en la última de las cuatro reuniones mantenidas con el Ministerio, que no se logró por la cabezonería del Gobierno".

Al menos 50 cortes de carreteras

Este mediodía, la circulación seguía siendo complicada en muchos puntos, aunque paulatinamente está volviendo a la normalidad.

A las 14.00 horas, la A-1 seguía con tráfico lento a la altura del kilómetro 115 Boceguillas (Segovia). Más al norte, la N-1 ha permanecido a lo largo de la mañana bloqueada en Ribabellosa (Álava) y en Villariezo y Miranda de Ebro (Burgos). En la A-2 se registraban poco después del mediodía protestas a la altura de Guadalajara, en el kilómetro 50, que dificultaban el tráfico.

En la A-3, carretera de Valencia, ha registrado numerosos cortes a lo largo de la mañana. Los principales se han producido en el kilómetro 21, en la Comunidad de Madrid, donde medio centenar de agricultores han cortado la calzada con una treintena de tractores, y sobre todo en Cuenca, donde 3.000 personas participan en la protesta. La vía se ha visto afectada en esta provincia en dos puntos, a la altura de Motilla del Palancar y de Tarancón. De momento no se han registrado incidentes.

La A-4 (Madrid-Cádiz) también ha sido escenario de las protestas. Los cortes se han producido a la altura de Santa Elena y Andujar (Jaén), en el paso de Despeñaperros, a la altura del kilómetro 259, en Carmona y æpermil;cija (Sevilla), Jérez de la Frontera (Cádiz) y Mambrillas (Ciudad Real). Los incidentes más importantes se han producido en Manzanares (Ciudad Real), donde han llegado a personarse los antidisturbios. En esta localidad se ha producido además un accidente por alcance al colisionar tres camiones que se ha saldado con un herido grave y otro leve.

La carretera de Extremadura (A-5) se ha visto afectada también por una protesta en el kilómetro 50 a la altura de Torre de Esteban, en Toledo, donde el tráfico permanecía cortado a las 13.00 horas. A la misma hora se registraban protestas en la A-6 a la altura de Arévalo y Ponferrada.

Otras carreteras también han sufrido cortes, como la N-430 en la provincia de Badajoz a la altura del kilómetro 92, cuyo tráfico han interrumpido 200 agricultores. También la N-630 en Cáceres, a la altura del kilómetro 520; la N-501 a la altura de Matacán (Salamanca); la autovía A-66 en Villamañán (León); la A-11 en Toro (Zamora); y la CAP-2147 en Conil de la Frontera (Cádiz). También hay convocados cortes en Murcia, Aragón, La Rioja, Navarra, Asturias y Galicia.

Sin acuerdo

Estas protestas se producen tras una maratoniana negociación de más de diez horas en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), tras la cuál, los sindicatos agrarios Asaja, COAG y UPA anunciaron que mantienen el calendario de movilizaciones.

Las cuatro reuniones mantenidas entre la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, y los máximos responsables no han servido para alcanzar un acuerdo, pese a que los avances son sustanciales, según ambas partes. El Gobierno llegó incluso a dar un giro sustancial en su oferta al introducir en los últimos borradores una modificación en el IVA compensatorio y la posibilidad de devolver parte del impuesto especial de hidrocarburos, situado en 0,078 euros por litro de gasóleo para el agricultor, peticiones históricas del sector pero no suficientes ni bien detalladas.

Espinosa, que cifró el paquete global de medidas en 65.500 millones de las antiguas pesetas, reiteró que las organizaciones no han sabido valorar las ofertas generosas y ambiciosas del Gobierno y subrayó que "este esfuerzo económico que tiene que hacer la sociedad tiene un límite, que un Gobierno responsable no debe traspasarlo". Resaltó que "sería de muy difícil justificación ante la Unión Europea y ante la ciudadanía", aunque matizó que "estamos dispuestos a buscar soluciones a largo plazo".

Por su parte, las organizaciones agrarias consideran que sus peticiones eran justas y reales, ya que al final el Ministerio decidió optar por esa vía,. Los tres líderes explicaron que están dispuestos a negociar.